Las atmósferas acuáticas de Samantha French

Samantha  French vive en Nueva York. Cada mañana se levanta, pasea a sus perros mientras toma su café y parte rápida para el estudio, al que llega caminando. Allí pasa todo su día hasta la noche. Cena con su pareja. Y vuelve al estudio.


Creció rodeada de lagos, lo que le indujo un gran amor por el agua. Al principio, sus pinturas reflejaron las escenas que ocurrían cerca del agua, pero en tierra firme. Pero 9 años retratando bañistas le hizo sumergir la cabeza en el agua y mirar debajo. Allí, claro, se llevó sus pinceles y sus pinturas, y hoy realiza las imágenes acuáticas más impresionantes:

La primera pieza, “Agua”, fue una pintura de una vieja fotografía de mi madre y su tía en el lago cuando yo era todavía un bebé. Con este elemento de nostalgia y estas hermosas cualidades abstractas de reflejos verdes en el agua, supe que había encontrado algo que profundamente resonó en mí. 

static1.squarespace

Contaba en una ocasión, para la revista Mint, que se inspira mientras escucha música. Lana del Rey, Arcade Fire o Davedra Banhart está entre sus preferidos. Y, a pesar de que vive de la pintura, afirma que su obstáculo no es el negocio con sus pinturas ni pasar todo el día sola en su estudio, si no la presión personal de reinventarse en cada pintura.

Si quieres saber más sobre su trabajo, puedes visitar su web: Samantha French.

Deja un comentario