Fragmentos literarios: Richard Yates, “Once tipos de soledad”

– ¿Entiende por qué escribir una historia es también construir algo? ¿Como construir una casa? […] Me refiero a que una casa debe tener un techo, pero usted estará en problemas si construye el techo primer, ¿verdad? Antes de construir el techo, tiene que construir sus paredes. Antes de construir las paredes, tiene que preparar sus cimientos, y me refiero a ir bien hasta el fondo. Antes de preparar los cimientos, tiene que demoler y cavar usted mismo el tipo correcto de pozo en el suelo. ¿Tengo razón? […]
– Muy bien, suponiendo que se construya una casa como esa, ¿entonces qué? ¿Cuál es la primera pregunta que tiene que hacerse sobre ella una vez que esté hecha? […]
– ¿Dónde están las ventanas? -preguntó abriendo las manos-. Esa es la cuestión. ¿De dónde viene la luz? Porque, ¿entiende lo que digo sobre la luz entrando, Bob? Me refiero a la… la filosofía de su historia, a su verdad, al…
– Su iluminación, digamos -dije, y renunció a tantear en busca del tercer sustantivo con chasquido sonoro y feliz de los dedos.
– Eso es, Bob. Lo entendió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *