Cambiadores de bebé, ¿Qué debes tener en cuenta para comprar el ideal?

Cuando pensamos en comprar artículos para el bebé, queremos elegir lo mejor, pero sobre todo que sea útil en los años siguientes; y los cambiadores no escapan de esta idea. Esto se debe a que por dos o tres años los usaremos tanto en casa como en la calle. Por eso ¿Cómo escoger el cambiador de bebé que te convenga?

Hay varias cosas que debemos tomar en cuenta desde ya, como por ejemplo el espacio que disponemos en el hogar, pues esto puede determinar si necesitaremos un cambiador fijo, plegable o de pared. Una vez que tengamos en claro esto, lo siguiente es determinar cuál será el material del diseño, pues el cambiador de bebé puede ser de plástico, tela o madera.

Otra cosa a pensar, es la frecuencia con que saldremos con el bebé fuera del hogar. Las madres que trabajan fuera de casa, pueden llegar a pensar en tener un cambiador plegable o portátil con el cual puedan hacer un cambio si se presenta una emergencia. Además, en algunas guarderías piden que cada niño tenga su propio cambiador.

Detalles que hacen la diferencia a la hora de elegir el cambiador ideal

Los detalles en todo aspecto de la vida pueden representar la diferencia, y cuando pensamos en un artículo para el bebé, se deben tomar en cuenta con más razón. El considerar esto antes de comprarlo puede permitirnos tener muy claro lo que deseamos y que no haya arrepentimiento luego. Por eso, ten en cuenta lo siguiente:

  • Amplitud: esto se refiere al espacio que tienes para colocar el cambiador de bebé, pues es importante saber dónde se va a colocar en función de los otros muebles. Y es que bien conocido que algunos cambiadores son grandes mientras que otros son bastante discretos.

  • Seguridad: su homologación con relación a las normas vigentes del país debe ser garantizada por el proveedor. Adicionalmente, se deben visualizar los futuros peligros, como si el bebé se rodará, caerá o agarrará la tapa del cambiador.

  • Firmeza: como va a ser un artículo de uso continuo por los siguientes 2 o 3 años, se debe pensar en el material de su fabricación. Pues debe ser de calidad y resistente. No olvides que la superficie debe ser cómoda y fácilmente lavable.

Algunas recomendaciones para elegir el cambiador

Es nuestra labor presentar algunas alternativas para que puedas entender que, más que decirte cuál modelo en particular escoger, es importante pensar en el que llene las necesidades de tu bebé y las tuyas. Por eso, algunos modelos que puedes encontrar en el mercado son los siguientes:

  • Cambiador plegable bebé Geuthe: es un modelo plegable ideal cuando no dispones de mucho espacio donde colocarlo. Puede llegar a soportar unos 15 kilos, y es de 91 cm de altura.

  • Bañera cambiador de Chicco Cuddle & Bubble: es de los preferidos, pues su resistencia es bien conocida, ya que incluso un niño de 3 años puede ser atendido con comodidad. Tiene 3 medidas de altura para ajustar, con lo cual la comodidad del cuidador está tomada en cuenta.

  • Cambiador portátil marca Crystal Baby Smile: es un kit práctico para llevarlo a todas partes, pues es un bolso plegable que se abre hasta medir 104 cm. Puedes organizar los pañales y accesorios del bebé, pues posee varios compartimientos para esto. Es una buena opción para los que salen con frecuencia.

En resumen, podemos mencionar que cualquier accesorio o mueble que sea útil para cuidar de los niños vale la pena, pues sabemos que los lazos que se forman en los primeros años de vida son vitales para que se conviertan en adultos responsables y felices.

Deja un comentario